Esta es la polémica foto donde Paulina Rubio aparece cubriéndose con la bandera mexicana. Esto le podría costar una multa y prisión, aunque la fotógrafa ha anunciado que el material ha sido sacado de contexto por la revista a la que le vendió las fotos.